Kundalini Yoga

Home Kundalini Yoga
yoga-kundalini
Se dice que el Kundalini Yoga se utilizaba originariamente en India por la clase guerrera de la religión Sikh.
Sin embargo, si examinamos la literatura mística y las tradiciones, nos muestran que Kundalini, llamado con varios nombres, parece haber sido un fenómeno universal en las enseñanzas esotéricas por mas de tres mil años.
Descripciones o experiencias de tipo Kundalini son encontradas en enseñanzas esotéricas entre Egipcios, Tibetanos, Chinos, Africanos y algunos Nativos Americanos.
Kundalini ha sido interpretado en la biblia como “el principio solar en el hombre”, haciéndose también referencia en el Koran, trabajos de Platón y otros filósofos griegos, tratados de alquimia, y en escrituras de Hermetica, Kabala, Rosacruces y Masones.
También el Upanishad, las sagradas escrituras Hindúes datadas en el siglo quinto antes de Cristo, nos provee una descripción escrita de Kundalini, aunque la tradición oral nos lleva a datar esta practica  incluso muchos siglos anteriores.
Por miles de años, esta ciencia y tecnología sagrada estuvo cubierta bajo un manto secreto, traspasada por medio de la tradición oral de los maestros hacia discípulos elegidos.
El yoga Hindú, con su énfasis en la transmutación de energía hacia un conocimiento superior, contribuyo a cultivar el Kundalini y la preservación de su legado.
Kundalini era una rareza en el Oeste antes de 1970, hasta que se centro más la atención sobre el conocimiento.
En 1932, por ejemplo, el psiquiatra Carl G. Jung y otros observaron que la experiencia de Kundalini fue raramente vista en el Oeste.
Kundalini Yoga nunca fue enseñado públicamente hasta que Yogi Bhajan, desafiando las viejas tradiciones secretas, llevo la practica de Kundalini a Estados Unidos en 1969. Desde entonces, se ha diseminado por todo el mundo.

El escribió: “Estoy compartiendo estas enseñanzas para crear una ciencia del Ser Total… Es el derecho de nacimiento de cada Ser humano el ser saludable, feliz y santo”.

 

 INTRODUCCIÓN
La palabra “yoga” viene de la palabra yugo, “juntar” o “unir”. Yoga es la unión de la conciencia individual con la conciencia infinita.

El yoga es una tecnología de la conciencia.  Empieza con el predicamento universal humano de que, sin importar tu nivel individual de experiencia y conciencia, la realidad  subyacente de cada mente humana es infinita y creativa potencial.  Este potencial   ilimitado es limitado en la acción práctica.   El yoga explora tus dimensiones, profundidad, naturaleza y potencial como ser humano.  En términos simples, eso es lo que significa yoga.

El yoga se necesita enormemente. En nuestra vida actual, cada persona debe entender profundamente por qué es un ser humano y qué significa ser un ser humano.  Hay una gran cantidad de filosofías y de pláticas acerca de la Infinitud interna y de cómo conocer acerca de ella.  El conocimiento sólo se convierte en sabiduría real cuando tú lo experimentas con tu propio corazón y Ser.  Sólo porque tú conoces o crees que algo es verdad no significa que puedas realizar eso en la acción. Pero si descubres una verdad y actúas en el camino de esa verdad, y si puedes encontrar felicidad, éxito y satisfacción en ti como resultado, entonces ningún poder en la Tierra te podrá desviar de esa verdad o hacer fallar.  Una vez que has visto el gozo de esa verdad y has disfrutado esa belleza, estás bien.

 

ORIGEN

Los orígenes del Yoga se remontan a la prueba arqueológica más antigua encontrada, data aproximadamente del año 3000 antes de Cristo, y se trata de sellos de piedras con figuras de posiciones yóguicas pertenecientes a las civilizaciones de los Valles del Indo y Saraswati.
Las escrituras hindúes mas antiguas se encuentran entre las más antiguas del mundo y en ellas se hace referencia al Yoga. La cultura hindú y en general todo el acerbo religioso-filosófico de la India, tiene su origen en los Vedas, textos sagrados que originalmente provienen del sánscrito. Constituye todo un acopio de sabiduría en el campo del conocimiento del ser humano a nivel físico, metafísico y puramente espiritual.
Según una leyenda hindú, su aparición en la Tierra ocurrió cuando un pez (Mat-sya) presenció como el dios Shiva enseñaba a su Shakti Parvati (esposa) los ejercicios de yoga. El pez imitó a Parvati y al practicar los ejercicios se transformó en hombre.

Este conocimiento védico se conservó de generación en generación por tradición oral, mediante la recitación de su contenido en forma de aforismos. Fueron recogidos por escrito, por primera vez, hace unos cinco mil años.
Las primeras pruebas escritas se encuentran en las escrituras vedicas, de los cuatro Vedas, particularmente en el Rig-veda y en el Atharva-veda, las cuales se remontan al año 2500 antes de Cristo.

En occidente la parte más conocida de los Vedas son los Upanisads, tratados y poemas filosóficos y místicos que exploran la naturaleza del alma humana. Es en los Upanisads, la última parte de los vedas, (1500 antes de Cristo) donde se encuentra la base de las enseñanzas yóguicas. Surge la filosofía vedanta sobre la realidad o conciencia absoluta.

Hacia el 500 antes de Cristo surgen dos grandes poemas épicos, el Ramayana de Valmiki, y el Mahabharata de Vyasa, que narran las encarnaciones de Dios. Entre la narración se tratan temas morales y filosóficos. Una parte importante del Mahabharata es el Bhagavad Gita , este consta de dieciocho capítulos, en los que se discuten distintos aspectos del Yoga. Hacia el 500 antes de Cristo Patanjali, recopiló todo el conocimiento existente sobre el Yoga en los Yoga Sutras, texto básico reconocido unánimemente por todas las escuelas yóguicas.

Los Yoga Sutras son la base del Raja Yoga. El Yoga de Patanjali no es más que un yoga pero existen otros. Constituye lo que podríamos llamar el yoga clásico, sistemático: un preciso conjunto de reglas prácticas y de realizaciones muy circunscritas a los principios metafísicos del Samkhya.

A lo largo de los años numerosos autores han comentado los Yoga Sutras de Patanjali, en los cuales están clasificados los 8 pasos progresivos (ashtanga yoga) hacia la realización personal, en el Raja Yoga, el yoga más desarrollado en occidente. Ashtanga yoga.
El ashtanga yoga, o yoga de los ocho pasos incluye un conjunto de técnicas complementarias entre si que constituyen toda la práctica del yogui. Los primeros 4 pasos desarrollan particularmente la práctica “externa”, los últimos 4 pasos la práctica “interna” o más personal.

 

QUÉ ES KUNDALINI y QUÉ NOS ENTREGA

El kundalini yoga, o “yoga de la consciencia”, lo enseña Yogui Bhajan, doctor y mahan, o maestro del tantrismo blanco (práctica supervisada de meditación en grupos de parejas, energía creada en masa para purificar los cuerpos físicos y mentales).  Hasta 1969, el kundalini yoga estuvo sumido en un gran secretismo y sólo se transmitía de forma selectiva y oral, de un maestro a un discípulo elegido.  Yoghi Bhajan lo hizo más accesible tras darse cuenta de que esta forma de yoga podría ser especialmente útil para superar adicciones, pues creía que era la forma más rápida de sanar el cuerpo y la mente, así como de aportar el ansiado despertar espiritual.  El kundalini  yoga es una práctica tonificante que puede estimular el sistema nervioso y el inmunológico, y que también mejora la fuerza  y la flexibilidad al tiempo que ayuda a focalizar la mente y a abrir el espíritu.

La palabra kundalini significa literalmente “el rizo del mechón de pelo del amado”.  Se trata de una metáfora empleada para describir el flujo de energía y consciencia que existe dentro de cada uno de nosotros.

Kundalini, también hace referencia a la serpiente de energía de la columna vertebral, que, una vez ha despertado, puede llevarnos a un estado de euforia.  El kundalini  yoga ejercita tanto el cuerpo como la mente, pero va dirigido al espíritu, que no tiene fronteras ni hace discriminaciones.

Kundalini yoga, como todo yoga, está pensado para proporcionar una experiencia directa de la consciencia superior. Enseña métodos prácticos mediante los cuales se descubre y  se alcanza un propósito más sagrado en la vida. Esta escuela se ocupa del prana (fuerza vital sutil) de manera más específica que otras prácticas yóguicas.  Esta clase de yoga nos descubre la fuente de prana que llevamos dentro y nos enseña a utilizar su energía.  Pretende “aprovechar  las energías mental, física y nerviosa del cuerpo y ponerlas bajo el control de la voluntad, que es un instrumento del alma”.  En lo físico, el kundalini yoga afirma “equilibrar el sistema glandular,  fortalecer el sistema nervioso y permitir al practicante aprovechar la energía mental y emocional” para ser responsables de nosotros mismos, en lugar de vernos a menudo controlados y distraídos por los pensamientos y los sentimientos.

El kundalini yoga consiste en técnicas sencillas que todo el mundo puede disfrutar, desde  los niveles más bajos hasta los más avanzados.  Está considerado una ciencia compleja que comprende pranayama (respiración), asanas (posturas), sonido (mediante  la recitación de mantras) y meditación.  Está pensado para ayudar a experimentar una consciencia superior, mediante el despertar del kundalini o energía shakti

 

CLASE DE KUNDALINI YOGA

Una clase típica de Kundalini yoga:

1.- Comienza entonando un mantra (Adi Mantra).

2.- Respiración de fuego (pranayama), esta respiración tiene numerosos beneficios: libera depósitos de toxina del cuerpo, incrementa el reparto de oxígeno al cerebro, facilitando un estado mentar enfocado, inteligente y neutral, estimula el sistema inmunológico, fortalece el sistema nervioso, expande la capacidad pulmonar e incrementa la fuerza vital.

3.-  Ejercicios de calentamiento, elongación

4.-  Kriya (serie de ejercicios con un propósito definido, ej. “Resistencia a la enfermedad”)

5.-  Relajación

6.-  Meditación: proceso de controlar y trascender las ondas de la mente y así, permitir el flujo de radiancia  desde tu alma, dándonos  paz interna, estabilidad, calma y sentido de bienestar.  Fomenta  la capacidad para enfocar  la energía lo que intensifica la eficacia y la eficiencia.  También fomenta la claridad de la mente, la conciencia menta y la capacidad para estar presente.

7.- Oración final

 

BIBLIOGRAFÍA