Lecturas de REGISTROS AKÁSHICOS

Home Lecturas de REGISTROS AKÁSHICOS
Logo RAM
En los Registros Akáshicos está la grabación del viaje de tu alma. Ahí se encuentra la información de lo que tú has pasado, te está pasando o te pasará y siempre respetando tu libre albedrío ya que es Uno quien decide por dónde ir.

Es por eso que se lleva a cabo una lectura de Registros Akáshicos para que la persona tenga la claridad suficiente para profundizar y comprender los puntos más complejos de su vida.
Esto trae un efecto sanador que ayudará a ver las distintas circunstancias de la vida con otra óptica.

Esta sanación trae un efecto dominó, ya que una vida toca otra vida y esa sanación no solo se produce en tu conciencia , sino que toca a cuantas hay a tu alrededor y las despierta y sana a la vez, ya que todos de alguna manera estamos conectados, y cuando uno cambia también cambia su entorno.

Esta lectura se realiza a través de los datos personales, es decir con el nombre completo y con una oración Sagrada que permite la apertura de los registros, entrar en el Akasha y a través de la luz blanca de los Maestros, Guías y Seres Queridos comenzará a bajar la información y en ese punto el consultante puede emprender su propio proceso de cambio de vida.

Los RA te proveen de la información del pasado y presente, posibilitándote co-crear tu futuro, como se ha dicho anteriormente. Los registros Akáshicos no son adivinatorios, Co-Crean tu futuro, respetando el libre albedrío. Pero hay que añadir que los RA te proporcionan la oportunidad de profundizar con tu evolución, conocimiento o crecimiento personal.

Harás las preguntas que desees para obtener las respuestas que necesitas recordar o saber.

La consulta se desarrolla con preguntas y respuestas que pueden ir desde lo más material a lo más espiritual. Las respuestas que el consultante recibirá son siempre de acuerdo al nivel de apertura que su personalidad le permita. En algunos casos las respuestas podrán contener información que reguarde a las vidas pasadas y sea relevante para comprender una situación presente: una fobia, una situación que se repite, una relación, etc….

Por último los registros son cerrados por el lector.

No olvides que siempre por Dispensación Divina se respeta tu libre albedrío, haciendo lo que tu consideres; ya que el curso de tu vida sólo lo conduces tú y nadie más.